SUBIR

NEWS

Noticias de un mundo que cambia

14/03/2016

AZ Alert l Ley que modifica el Código de Procedimiento Civil y establece la tramitación digital de los procedimientos judiciales

azalerts

Con miras a la cada día más lejana Reforma Procesal Civil, y en un intento de adecuar nuestra antigua Ley Procesal a las necesidades de la práctica judicial actual, se ha aprobado por el parlamento, a fines del año recién pasado, la Ley N° 20.886 que modifica el Código de Procedimiento Civil (CPC) estableciendo al efecto, la tramitación digital de todos los procedimientos civiles regulados por dicho código. En definitiva, se ha puesto la tecnología al servicio de la sustanciación de los procedimientos, consagrándose el denominado “Expediente digital”.

Así, lo que se persigue es eliminar el registro en papel de los expedientes judiciales y, con ello, los riesgos propios que implicaba dicho soporte susceptible a deterioro y extravío, junto con un ahorro de costos para el Poder Judicial y una disminución en los tiempos de tramitación.

La mencionada Ley entrará en vigencia a partir del 18 de junio del presente año en los territorios jurisdiccionales de las Cortes de Apelaciones de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Rancagua, Chillán, Temuco, Valdivia, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas, postergándose el resto de las locaciones (entre ellas, las de competencia de las Cortes de Apelaciones de Santiago y Valparaíso) para diciembre del 2016.

Esta nueva normativa solo se aplicará para las causas iniciadas con posterioridad a la entrada en vigencia en los respectivos territorios jurisdiccionales.

Revisemos entonces cuáles son las modificaciones más relevantes a nuestra Ley Civil Procesal.

 

Modificación en la presentación de escritos y documentos

Se modifica la manera en que las partes interactúan con los tribunales civiles, ya que estas deberán realizar todas sus presentaciones, incluidas demandas y escritos judiciales, por vía electrónica y sólo excepcionalmente se autorizará para que tales instrumentos sean presentados en formato papel.

De igual forma se busca que todos los documentos del juicio, incluyendo títulos ejecutivos, sean acompañados en formato digital al expediente. Por ello, si bien se seguirá autorizando a las partes para presentar en soporte material aquellos instrumentos que por su naturaleza no consten de manera originaria en un archivo electrónico, en tal supuesto la nueva legislación establece una carga adicional para las partes de acompañar igualmente una copia digital dentro del tercer día, bajo el apercibimiento de tener por no presentados los documentos.

Con esta nueva forma de acompañar los documentos se limita además la procedencia de las audiencias de percepción documental, en los casos en que los documentos electrónicos agregados a la carpeta digital puedan ser revisados directamente desde la misma (nuevo inciso final del artículo 348 bis del CPC).

Respecto a la constitución del patrocinio y poder de los abogados, se podrá realizar mediante un instrumento electrónico que contenga firma electrónica avanzada del abogado patrocinante, y será el propio Tribunal el encargado de verificar la calidad de abogado habilitado mediante sus registros. De igual modo, se podrá constituir mandato judicial mediante firma electrónica avanzada del mandante, sin ser necesario que éste último comparezca ante Tribunales para autorizar la representación judicial.

 

Nuevas formas para que los Tribunales notifiquen y realicen comunicaciones

En cuanto a las notificaciones de las resoluciones dictadas por los Juzgados de Letra civiles, y al igual como ya ocurre en los procedimientos que conocen otros Tribunales ordinarios y especiales del país (Juzgados de Familia; Juzgados de Garantía, Tribunales de Juicio Oral en lo Penal, entre otros), las partes podrán proponer nuevos medios de notificación electrónica, por ejemplo, que dichas comunicaciones sean practicadas mediante correo electrónico.

Asimismo, respecto a las resoluciones que se notifican por el estado diario, cabe agregar que este último ahora deberá encontrarse disponible digitalmente en el portal web del Poder Judicial, por un periodo de al menos tres días (nuevo artículo 50 del CPC).

En lo que se refiere a los exhortos entre Tribunales, así como oficios y comunicaciones que estos realicen a otras instituciones públicas, también deberán realizarse mediante sistemas electrónicos.

 

Cambios en la tramitación de Recursos Procesales

Cabe destacar importantes modificaciones en la tramitación de los recursos que conocen los Tribunales de alzada, principalmente respecto de la apelación, recurso que establece las reglas generales en la materia.

La reforma al artículo 197 del CPC constituye, a nuestro entender, una modificación sustancial a las cargas procesales que se imponían para el recurrente, alterando el impulso de parte y trasladándolo al Tribunal. En efecto, el nuevo artículo 197 del CPC establece la eliminación de la obligación que pesaba sobre la parte que deducía un Recurso de depositar ante el Tribunal de instancia dinero suficiente para obtener las copias materiales del expediente (fotocopias o compulsas), lo que se conocía como “el pago de compulsas”, y ahora será el Tribunal quien de oficio remitirá de manera electrónica al Tribunal de alzada, las piezas del expediente necesarias para la tramitación del Recurso deducido.

De igual modo, se eliminan las causales de deserción del recurso de apelación, dado que ya no será exigencia hacerse parte dentro de los cinco días, contados desde el ingreso del recurso a la secretaria de la Corte.

Otra interesante modificación, dice relación con la suspensión de la vista de la Causa ante las Cortes, ya que ahora se permitirá pagar el respectivo impuesto por medio de una plataforma digital, sin perjuicio que se mantendrá la opción de realizar aquello mediante estampillas.

En definitiva, lo que se espera de esta Ley es que sea un significativo avance en la agilización y actualización en la tramitación de las causas civiles, mediante el perfeccionamiento de los sistemas informáticos ya existentes, los cuales se complementan con nuevas formas de interacción que permite las plataformas digitales. Junto a ello, se reafirma la equivalencia que existe entre los documentos que constan en formato papel, con aquellos que figuren en formato digital, y en particular, aquellos firmados mediante firma electrónica avanzada.

Con todo, queda mucho camino por avanzar hacia la ansiada Reforma Procesal Civil que permita un diseño orgánico de nuestras instituciones, en función de Procedimientos que recojan fielmente el dinamismo de las relaciones civiles y comerciales de los justiciables.

Para obtener más información al respecto, puede contactarse con:

 

gabrielZaliasnik

Gabriel Zaliasnik   

Director Grupo Litigios

gzaliasnik@az.cl

 

macarenaIturra

Macarena Iturra

Asociada Senior

miturra@az.cl

 

eduardoAchu

Eduardo Achu

Asociado

eduardoachu@az.cl