SUBIR

NEWS

Noticias de un mundo que cambia

9/05/2016

Diario Financiero l Expertas en propiedad intelectual plantean los desafíos para esta práctica en el país

prensa

Profesionales de Albagli Zaliasnik, Alessandri y Claro y Cia. creen que las empresas deben poner más atención a temas como el registro de marcas.

Por Jéssica Esturillo O.

Tres abogadas locales fueron las únicas chilenas destacadas entre las 250 más importantes a nivel global en materia de propiedad Intelectual según la revista MIP. Se trata de Ariela Agosín de Albagli Zaliasnik; Paulina Bardón de Claro y Cia., y Loreto Bresky de Alessandri.

Las expertas abordan los principales desafíos que tiene esta práctica en el país y dicen que a las empresas les hace falta dar más importancia al tema del registro de marcas y patentes, como un factor que le otorga valor a sus negocios.

Bardón explica que uno de los grandes desafíos es conciliar la propiedad intelectual con el libre acceso a la información y contenidos que se da con Internet y las redes sociales, donde se compatibiliza el legítimo interés de los creadores de tener un beneficio por su idea y, por otro lado, situaciones donde, por ejemplo, un estudiante consulta obras protegidas para una prueba o un niño mira una película en su casa.

“Conciliar estos dos extremos es uno de los desafíos que se ha comenzado a resolver lentamente con plataformas de uso masivo y barato como Spotify o Netflix (…), que permite llegar a una solución racional, incluso sin leyes ni policía de por medio”, dice y agrega que a nivel local esto se traduce en transmitir a personas y empresas el valor de sus intangibles, inventos y marcas.

“En Chile todavía hay empresarios que no le dan el valor que merece (a la importancia de la marca), pero son cada vez menos”, dice.

Bresky agrega que “las empresas privadas deben, junto con proteger sus marcas, identificar la presencia de las innovaciones dentro de sus procesos productivos y luego invertir en su protección”.

En ese sentido, Agosín agrega que cuidar estos intangibles es importante, por ejemplo, “si quieres vender la empresa, es parte importante de la valorización de la compañía, lo mismo si quieres fusionarte o necesitas dinero”.

“La creación e innovación conduce a nuevos negocios, de los que sólo podrás obtener utilidades atractivas si has protegido esas creaciones e innovaciones a través de registros de propiedad intelectual e industrial, es una inversión”, agrega.

Por todo esto, Bresky cree que un tema importante es aprobar la nueva Ley de Propiedad Industrial, que introduce la exigencia del uso de los registros marcarios, entre otros temas.

A estas expertas les llama la atención que esta iniciativa no tenga avance en el Congreso, lo que se suma a la incertidumbre respecto de cómo el derecho de propiedad en general quedará regulado en términos constitucionales.

“Dado el escenario de estancamiento que sufre el país, el panorama obviamente no es bueno. Sin crecimiento y con incertidumbre a nivel constitucional de cómo será regulado el derecho de propiedad en general, es difícil ser optimista respecto de cómo serán protegidos derechos de propiedad más ‘sofisticados’ como los derecho de propiedad industrial”, dice Bardón.

Importancia del TPP

Otros temas que abordaron las especialistas son las implicancias del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) en materia de propiedad intelectual.

Bardón señala que podría ser muy útil este tratado, ya que Chile frente al mundo se abre más. “En mi opinión las críticas -como que se pierde soberanía o que se privilegia a las transnacionales-, son muy ideologizadas y se basan en un concepto de desarrollo distinto, casi medieval, que desconfía del crecimiento y la industria, pues los ve como una amenaza a las personas y al medio ambiente”, dice.

Bresky agrega que uno de los principales cambios que traerá el acuerdo es en materia de derechos de autor, “especialmente en los mecanismos de observancia de derechos ante infracciones en Internet y a la regulación de medidas tecnológicas de protección”.

Sin embargo, Agosín cree que “la promesa del gobierno es que no va a traer grandes cambios, que se ha negociado de tal manera que no traerá repercusiones en Chile. Sin embargo, yo leo y veo que han quedado demasiados puntos para interpretación, lo que incomoda”. 

Fuente: Diario Financiero. 09-05-2016