SUBIR

NEWS

Noticias de un mundo que cambia

6/04/2017

El Mostrador | Reformar la reforma tributaria

prensa

El Mostrador | Reformar la reforma tributaria

Una propuesta, eso sí, es consistente entre todos los aspirantes: hay que simplificar el sistema. Vale la pena mencionar que hoy, junto con la declaración anual de renta (el conocido F22), los contribuyentes deben presentar varias declaraciones juradas. Según cifras del SII, el año pasado, de 1.339.243 contribuyentes obligados a presentarlas, un 7% las presentó fuera de plazo y un 12% las modificó con posterioridad. Todo lo anterior implicó una recaudación de más de $6.211 millones de pesos en multas.

Varias sorpresas nos ha dejado el inicio del año electoral. No hay seguridad de quiénes serán los candidatos de cada coalición o si tendremos primarias, pero una cosa es segura, se viene una nueva reforma (o reforma a la Reforma de la Reforma).

“Vamos a corregir la reforma tributaria”, “volveremos a un sistema integrado”, “queremos volver a incentivar la inversión”, “hay que simplificar la reforma”. Estas son algunas de las frases recurrentes que han marcado el comienzo de la carrera presidencial.

Aunque algunos adelantan que el déficit efectivo de cerca de tres puntos en el PIB hace difícil aventurar una disminución en la carga tributaria, algunos candidatos ya se han aventurado a lanzar sus primeras propuestas.

Por el lado de la derecha, los principales cambios apuntan a terminar con el corazón de la reforma (la renta atribuida), reintegrar el sistema y a modificar el impuesto que más recauda en Chile, el IVA.

Respecto del sistema de Renta Atribuida, si bien ha acumulado múltiples detractores, su eliminación no implicará un cambio menor, considerando que, de acuerdo a las estadísticas oficiales del SII, un 83,3% de los contribuyentes sujetos al Impuesto de Primera Categoría (más de 970 mil empresas) tributarán bajo dicho sistema por sus rentas del año 2017.

Sobre la reintegración del sistema, la supuesta eliminación del FUT (que hoy tiene su comparativo en los nuevos registros RAI, SAC, STUT y STC) no hace sino confirmar que la verdadera discusión de fondo no se ha llevado a cabo, es decir, si Chile puede y/o debe transitar a un régimen desintegrado.

En esta línea, una de las propuestas apunta a establecer una misma tasa para las empresas y sus propietarios (fija para las primeras y progresiva para los segundos). Si bien la propuesta pareciera razonable, encierra en sí misma una sobrecarga infinita del sistema de la administración tributaria. Si el impuesto de los propietarios es progresivo y el de la empresas fijo, entonces incluso quienes forman parte del listado de Forbes tendrán derecho a solicitar en devolución (aunque sea una parte ínfima) del impuesto pagado por la empresa. Imagínese a los funcionarios del SII teniendo que procesar millones de devoluciones.

Las modificaciones al IVA son igualmente interesantes. Si bien algunos se han aventurado a analizar un eventual incremento de tasa, otros han propuesto eliminar totalmente las exenciones y disminuir del 19% al 17% su tasa. Cambios de esta naturaleza deben ser analizados con detención, ya que ciertas industrias podrían tener impactos financieros relevantes, en el evento de no poder traspasar el recargo con IVA directamente a los precios pagados por los consumidores finales de sus servicios (como, por ejemplo, aquellas que se dedican a las asesorías en general).

Por el lado de la Concertación (o Nueva Mayoría), no existe mucha claridad. Se habla de ajustes a la Reforma (de la Reforma), pero a la fecha solo un candidato se ha animado a prometer medidas principalmente encaminadas a favorecer a ciertas zonas o sectores productivos del país.

Una propuesta, eso sí, es consistente entre todos los aspirantes: hay que simplificar el sistema. Vale la pena mencionar que hoy, junto con la declaración anual de renta (el conocido F22), los contribuyentes deben presentar varias declaraciones juradas. Según cifras del SII, el año pasado, de 1.339.243 contribuyentes obligados a presentarlas, un 7% las presentó fuera de plazo y un 12% las modificó con posterioridad. Todo lo anterior implicó una recaudación de más de $6.211 millones de pesos en multas.

En este escenario de incertidumbre, un consejo: no se debe perder la calma ni mucho menos la decisión de invertir, sin embargo, no es el momento de improvisar o de tomar determinaciones apresuradas. Contar con la información suficiente, es lo único que le permitirá anticiparse a los cambios que podrían afectar su negocio.

Camilo Béjar
Director del Grupo Tributario
Albagli Zaliasnik

Leer en web El Mostrador

Fuente: El Mostrador, Opinión, 06.04.2017.