Diario Financiero | Construcción sostenible avanza con los sistemas prefabricados

Abr 27, 2023

Disminuir los residuos, gracias a una planificación detallada del proceso de construcción, es solo uno de los beneficios de este modelo, que está permitiendo a las empresas del rubro avanzar en buenas prácticas medioambientales.

La construcción industrializada genera una serie de impactos positivos en la productividad y disminución de costos para las empresas, pero también promueve externalidades que contribuyen al desarrollo de prácticas sostenibles en favor del medio ambiente y el entorno.

‘Es una oportunidad transversal’, destaca Marcos Brito, gerente de Construye2025, porque la productividad y la sustentabilidad están íntimamente ligadas. ‘La sustentabilidad desde la mirada de la eficiencia energética y el confort térmico es un factor de calidad de la más alta importancia.Viviendas más sustentables -desde este punto de vista- significan mejor salud y mejor calidad de vida para sus habitantes, de manera significativa’, señala.

Por otro lado, también se generan menos residuos, al ser obras más eficientes en el uso de sus recursos y mejor planificadas en todos sus procesos.’Los residuos son en sí mismos un evidente indicador de improductividad’, agrega Brito. De hecho, Daniela Quintana, directora del Magister en Tecnologías Aplicadas a la Construcción de la Universidad Autónoma, explica que al realizar construcciones seriales se busca aprovechar de mejor forma los materiales y, a su vez, al transportar estos productos ya preconstruidos, disminuyen los desechos en las obras.

Antonio Boetsch, gerente general de Boetek, agrega que al trabajar en ambientes más controlados y mejor planificados ‘se cubica mejor, no se cometen errores constructivos y los materiales sobrantes se reciclan’. También destaca que al mejorar la calidad de las instalaciones, los edificios operan de mejor manera, son más eficientes y se emiten menos gases contaminantes.

‘Estas innovaciones son un aporte importante’, dice Quintana, en una industria donde las empresas están incorporando a la sustentabilidad como parte de sus políticas medioambientales.

Masificar las buenas prácticas

Los especialistas consideran que la masificación de la construcción industrializada ayuda a la industria a generar más y mejores instancias sostenibles. Su planificación previa ‘conlleva la elección y selección de materiales, sistemas constructivos y componentes, de manera tal que la entrega sea oportuna, costeable y de alta calidad, y donde hay que abordar aspectos como las soluciones pasivas de eficiencia energética y confort térmico, la durabilidad, la correcta ventilación y el minimizar la demanda de energéticos para climatización, por ejemplo’, indica Brito. Lo anterior, dice, fomenta una entrega rápida, limpia y de baja huella de carbono.

Para Boetsch, lo más importante es ser más innovadores y estar dispuestos a aumentar sus costos directos para bajar los costos administrativos y operacionales: ‘Es un punto que cuesta mucho implementar porque significa un cambio de gestión conceptual de las empresas. Los resultados han demostrado ser muy buenos, como es en el caso de las escaleras prefabricadas y en nuestras salas de calderas modulares’.

Álvaro Rosenblut, socio de albagli zaliasnik, considera que la industria de la construcción no debe limitarse a solo adaptarse a las nuevas demandas de edificios e infraestructuras ecológicos, ‘sino que ser proactivos a la hora de crear valor a partir de nuevas cadenas de suministro circulares. Se trata de reformar radicalmente el ecosistema de la construcción’.

En ese sentido, acota que hay que avanzar en iniciativas ecológicas como la adopción de estrategias de abastecimiento de energía renovable y nuevos procesos de producción, la renovación de las flotas con vehículos comerciales de bajas emisiones de carbono y el cambio a vehículos pesados de bajas emisiones.

‘También se deben desarrollar nuevos procesos y herramientas para medir las emisiones de carbono y supervisar el progreso de la neutralidad de carbono tanto para las emisiones directas como para las indirectas’, añade, definiendo indicadores de rendimiento (KPI) medioambientales y utilizando tecnología para centralizar y supervisar los datos de este tipo, así como también para avanzar hacia la gestión del ciclo de vida completo de las construcciones.

Fuente: Diario Financiero, 27 de abril de 2023.

Te podría interesar

Oportunidades y desafíos del almacenamiento energético

Oportunidades y desafíos del almacenamiento energético

Chile tiene hoy una importante oportunidad en el almacenamiento de energía. De acuerdo con el Coordinador Eléctrico Nacional, nuestro país podría alcanzar hasta 4 GW de almacenamiento de cara al 2032. El mayor rédito económico del almacenamiento de energía se espera a...