Miami se posiciona como un hub clave para los fondos venture capital de Latinoamérica

Los fondos destinados a venture capital abren camino a través de la apertura de nuevas oficinas en Miami, Estados Unidos. Así, poco a poco, inversionistas han visto como la ciudad se ha convertido en uno de los hub claves para emprendedores, startups y scale-ups durante la pandemia.

Según detalla Diario Financiero, muchos de los grandes fondos estadounidenses de capital de riesgo (que estaban basados en California o Nueva York), migraron hacia la capital de Florida en el último tiempo.

Junto a lo anterior, tanto especialistas nacionales como internacionales afirman los beneficios de invertir en países con alto poder de recuperación económica y moneda.

De acuerdo con información entregada por la Corredora de Propiedades Unique International Properties, los principales compradores extranjeros de América Latina provienen de Venezuela (11%), Argentina (11%), Colombia (10%), Brasil (8%) y Chile con un 3%.

De este modo, comprar propiedades en el extranjero (principalmente en Miami) resulta un modelo de negocio que puede ser muy rentable para aquellos que inviertan capital fuera del país.

Por otro lado, a raíz de la pandemia, inversionistas comprobaron que podían trabajar de forma eficaz y remota desde cualquier parte del mundo. Por ello, considerando también las comodidades que ofrece la zona, la cantidad de personas que migraron hacia Miami se triplicó durante el último año [The Next Miami], generando un fuerte impacto en precios de arriendo y vivienda en general. Lo anterior, sumado a los distintos beneficios tributarios que ofrece la región para fondos y emprendedores, ha permitido generar redes de negocios entre Chile y Miami a un nivel exponencial.

Para finalizar, sin duda la posibilidad de acceder a capital estadounidense desde Miami ha posicionado a la capital de Florida como un destino atractivo para los fondos de venture capital vinculados a empresas tecnológicas que quieren expandir sus negocios a nuevas fronteras, y claro, chile no es la excepción.

Fuente: Diario Financiero, noviembre de 2021.